16 de Junio de 1955


El 11 de junio de 1955 se realiza una manifestación de 10.000 personas, entre fieles y opositores a Perón, quienes llegan hasta el Congreso Nacional y enarbolan la bandera vaticana, en reemplazo de la Argentina, la cual retiran del mástil de la legislatura.

A la vez, arrancan las placas de los muros del palacio y rompen los vidrios de las ventanas. También se esfuerzan por apagar la lámpara votiva que ardía en forma permanente. La policía tiene orden de proceder con cautela porque los revoltosos pretendían explotar la situación a través de alguna víctima. Al ser desalojado lentamente el lugar, las fuerzas del orden encuentran en las escalinatas del palacio una bandera argentina abandonada, la que presentaba algunos agujeros con signos de haber sido quemada.

Cuando la policía denuncia el hecho, los culpables o quienes fueron sus inspiradores afirmaron que la policía era quien había quemado la bandera.

Se ordena pasar los antecedentes al Juez Federal, doctor Gentile. Se presenta un testigo que primero declara de una manera y luego, de otra; además, se detiene a un miembro de la Acción Católica, quien, frente a las pizarrras de un diario, afirmó haber quemado la bandera, lo que después negó.

Luego, fue acusado el Ministro del Interior, Angel Borlenghi, quien, en el momento del hecho, se encontraba a 100 kms. de Buenos Aires. El 14 de junio de 1955 es expulsado del país el Vicario General del Arzobispado, Monseñor Manuel Tato, quien fue el coordinador de la procesión de Corpus Christi y de Monseñor Novoa, quien también se desempeñaba en el Arzobispado.

Al día siguiente, la Congregación para los Obispos del Vaticano difundió un decreto por el cual se excomulgaba a quienes habían tenido participación en la expulsión. Según las publicaciones de la época el Papa excomulga a Perón mediante un decreto reservado a los Jefes de Estado, excomunión de la cual no existen constancias de que haya sido levantada.

Hemos consultado al Vaticano sin recibir respuesta. Se dijo que en 1963 Perón pidió a la Santa sede una declaración acerca de su situación canónica, siendo contestado por la curia romana de que no tenía cuestiones pendientes con la iglesia, aunque dispuso que el Arzobispo de Madrid, monseñor Leopoldo Eijo Garay le impartiera personalmente la "absolución".

Posteriormente a la deposición de Perón, una Junta de Generales, constituida en Tribunal de Honor, establece que "si bien no existen pruebas fehacientes", Juan Perón fue quien ordenó quemar la bandera. Es el fin.

Los militares, convenientemente aleccionados por sectores bien adiestrados en desestabilizaciones, se levantan.

Versión Completa. Descargar: 16DEJUNIODE1955.pdf

Sobre mi

Elena Marta Curone

  • Nacida en Capital Federal
  • Analista de lra. y Responsable de la Comisión de Política Salarial en la Presidencia de la Nación.
  • Investigadora Superior en la Dirección Nacional de Políticas Administrativas del Ministerio de Economía de la Nación
  • Especialista en Estrategia, Geoestrategia y Geopolítica
  • Secretaria de Prensa y Propaganda de la Juventud Peronista.
  • Más ...

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Marta Curone y publicada el 20 de Agosto 2009 7:03 PM.

Recopilación: EL 15 DE ABRIL DE 1953 es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.